En la actualidad, debemos tener en claro que el mundo empresarial es muy dinámico; por lo tanto, un plan de desarrollo de negocio puede quedar obsoleto si no lo revisamos o adoptamos nuevas medidas estratégicas que nos permitan ser más competitivos.

No son pocos los ejemplos empresariales en los que la falta de una previsión y de una planificación ha dado al traste con negocios y empresas con buenas bases pero con miras de futuro demasiado ambiciosas.

Imperial, por ejemplo, era la tercera compañía tabacalera de Gran Bretaña, una compañía que deseaba diversificar su negocio. Por esta razón, el CEO de la compañía decide comprar la cadena hotelera estadounidense Howard Johnson, a pesar de las opiniones contrarias de los mismos accionistas de Imperial.  Pasados cinco años, se decide la venta de Howard Johnson, debido a las constantes pérdidas. Como se demostró más tarde, la calidad de las decisiones estratégicas tomadas por el CEO no fueron las adecuadas y nadie de su equipo lo cuestionó.

Otro ejemplo de falta de estrategia en un plan de desarrollo de negocio es el caso Blockbuster: la empresa inicia sus operaciones en el año 1985 y abre su primera tienda de alquiler de películas en Dallas, Estados Unidos. El éxito fue tan alto que abrió 17 tiendas en todo EE.UU y años más tarde consolida su presencia internacional en diferentes países. Con el transcurso de los años, la tecnología comenzó a cambiar pero Blockbuster, no se adaptó al cambio. Se creó una nueva forma de ver películas y descargarlas, Blockbuster pudo haber cambiado su propuesta o plan de negocio e ingresar en otros mercados, como por ejemplo en el de la TV por demanda, pero no lo hizo. Mantuvo sus tiendas, pero su modelo de negocio fue desplazado por el de Netflix. Finalmente, en 2010, Blockbuster se declara en quiebra.

La falta de un plan de desarrollo de negocio eficiente genera muchas pérdidas. Pero, también, la capacidad de reinventarse, de no permanecer estático en un mercado cada vez más dinámico, es una de las estrategias clave para mantenerse y crecer.

Pasos para crear tu plan de Desarrollo de Negocio

Teniendo en cuenta algunos pasos básicos, puedes evitar tomar decisiones erróneas y crear un plan de desarrollo de negocio con perspectivas de crecimiento:

  • Análisis estratégico: el análisis determinará el rumbo de tu empresa y le dará impulso, un análisis de mercado te permitirá saber dónde te ubicas, qué papel juegas en un mercado cada vez más competitivo y elegir una estrategia que sea la más adecuada para la empresa.
  • Adaptar el modelo de negocio de acuerdo con la demanda del mercado: esto se logra a través de una autoevaluación de la empresa, de su estructura, costes, fuentes de ingresos y competencia.
  • Establecer acciones determinadas: una vez definida la estrategia, es momento de definir las acciones a llevar a cabo, que pueden ser, entre otras, concretar alianzas o definir un modelo de negocio determinado.
  • Estructura del entorno: conocer el comportamiento del sector al cual quieres llegar, te ayudará a reafirmar la idea si tu plan de desarrollo es viable o no, y en tal caso, reformularlo.
  • Análisis financiero: el análisis financiero debe cubrir aquellos aspectos económicos que aseguren el crecimiento sostenido a lo largo del tiempo y la rentabilidad de la empresa.
  • Control y Seguimiento: la medición constante es la que va a determinar si se cumplen cada una de las etapas.

En ETL acompañamos a las Pequeñas y Medianas Empresas a través de planes estratégicos que les ayuden a gestionar sus negocios y mantenerse competitivos. Contacta con nosotros, para saber cómo podemos asesorarte en el desarrollo de tu negocio.

LLÁMAME
+
¡Llámame!